Aumento de glúteos (grasa/lipofilling)

El protocolo específico para el aumento de glúteos puede variar según la técnica quirúrgica específica o el enfoque utilizado, así como las necesidades y objetivos individuales del paciente. Sin embargo, aquí hay una descripción general de los pasos involucrados en un procedimiento típico de aumento de glúteos:

Consulta: el paciente se reúne con un cirujano plástico para analizar los resultados deseados y determinar si es un buen candidato para el procedimiento.

Anestesia: El paciente recibe anestesia para asegurar su comodidad durante la cirugía.

Incisión: el cirujano hace una incisión en el área deseada, generalmente en el pliegue entre las nalgas o en la parte superior de las nalgas.

Colocación del implante: el cirujano luego coloca los implantes de glúteos en la ubicación deseada, ya sea por encima o por debajo del músculo glúteo.

Cierre de la incisión: Luego se cierra la incisión con suturas o cinta quirúrgica.

Recuperación: El paciente será monitoreado de cerca durante su período de recuperación para asegurar que sane adecuadamente y sin complicaciones.

Es importante tener en cuenta que el protocolo específico para el aumento de glúteos puede variar según la anatomía, el historial médico y otros factores de la persona. Es importante consultar con un cirujano plástico calificado para determinar el mejor enfoque para sus necesidades y objetivos específicos.

¿Aumento de glúteos con implantes de glúteos en comparación con la transferencia de grasa?

El aumento de glúteos se puede lograr mediante el uso de implantes de glúteos o transferencia de grasa (también conocido como levantamiento de glúteos brasileño o BBL). Aquí hay una comparación de los dos procedimientos:

Aumento de glúteos con implantes:

Implica la inserción de implantes de silicona en los glúteos para crear una apariencia más prominente y bien formada.

Por lo general, requiere anestesia general y se considera un procedimiento más invasivo en comparación con la transferencia de grasa.

El tiempo de recuperación suele ser más largo, y se recomienda a los pacientes que eviten sentarse o acostarse boca arriba durante varias semanas después de la cirugía.
Los resultados suelen ser más predecibles y duraderos en comparación con la transferencia de grasa.

Los implantes pueden ser más adecuados para pacientes con depósitos de grasa limitados o que desean un cambio más drástico en el tamaño y la forma de los glúteos.
Aumento de glúteos con transferencia de grasa:

Consiste en la extracción de grasa de otras zonas del cuerpo mediante liposucción y la inyección de esa grasa en los glúteos para mejorar su forma y tamaño.

Por lo general, se realiza bajo anestesia general o sedación intravenosa y se considera un procedimiento menos invasivo en comparación con la cirugía de implantes.
El tiempo de recuperación suele ser más corto que con la cirugía de implante, aunque los pacientes deberán evitar sentarse o acostarse boca arriba durante algunas semanas después de la cirugía.

Los resultados son generalmente más naturales y se sienten más naturales en comparación con los implantes.

La transferencia de grasa puede ser más adecuada para pacientes que tienen suficiente grasa en otras áreas del cuerpo para transferir y que desean un realce más sutil de sus glúteos.

En última instancia, la elección entre los implantes de glúteos y la transferencia de grasa dependerá de las preferencias, los objetivos y las consideraciones médicas de cada paciente. Es importante consultar con un cirujano plástico calificado para determinar el mejor enfoque para sus necesidades específicas.

El aumento de glúteos mediante la técnica del lipofilling tiene varias ventajas

Resultados de aspecto natural: dado que el procedimiento implica el uso de la propia grasa del paciente para realzar los glúteos, los resultados suelen tener un aspecto más natural y se sienten más naturales en comparación con el uso de implantes.

Contorno corporal: la liposucción involucrada en el procedimiento puede ayudar a contornear otras áreas del cuerpo, como el abdomen, los flancos o los muslos, lo que da como resultado una apariencia general más agradable estéticamente.

Mínimamente invasivo: la técnica de lipofilling es un procedimiento mínimamente invasivo que no requiere grandes incisiones ni la colocación de objetos extraños en el cuerpo, lo que genera menos cicatrices y un tiempo de recuperación más corto en comparación con la cirugía de implantes.

Menor riesgo de complicaciones: El riesgo de complicaciones, como infección, desplazamiento del implante o rotura, es menor con la técnica del lipofilling ya que no implica el uso de cuerpos extraños.

Resultados duraderos: mientras que parte de la grasa inyectada puede ser reabsorbida por el cuerpo, las células grasas restantes pueden proporcionar resultados duraderos. Además, el aumento o la pérdida de peso después del procedimiento también puede afectar la forma y el tamaño de los glúteos.

Resultados personalizados: la técnica de lipofilling se puede adaptar a las necesidades y objetivos individuales del paciente, lo que permite un enfoque más personalizado para el aumento de glúteos.

Es importante tener en cuenta que la técnica de lipofilling no es apta para todo el mundo y puede tener algunos riesgos y limitaciones. Es importante consultar con un cirujano plástico calificado para determinar si la técnica de lipofilling es el enfoque adecuado para sus necesidades y objetivos específicos.

Compare el precio en julio de 2024 de Aumento de glúteos (grasa/lipofilling) en todos los países

Aumento de glúteos (grasa/lipofilling)

Pida una cita para este tratamiento Aumento de glúteos (grasa/lipofilling): Fotos de antes y después